Condenan A Estafadora De Casinos

Una mujer co fundadora de una organización que se dedicó a estafar a 29 casinos de Estados Unidos y Canadá, fue condenada ayer a 36 meses de prisión y a pagar 5.7 millones de dólares a varias casas de juego convirtiéndose, de esta manera, en la 42° persona de esa red que se declara culpable del ilícito, según informó ayer el FBI.

Van Thu Tran, de 47 años y originaria de San Diego en California, formaba parte de una organización criminal formada en esa ciudad conocida como Organización Tran, creada en 2002 y que hasta hace un par de años se dedicó a estafar a casinos en siete Estados y en la provincia canadiense de Ontario.

La organización delictiva en concomitancia con otras personas de los casinos, ejecutaron estafas a las salas de juego manipulando los sabot de las mesas de blackjack y mini bacarat. En sustancia, las cartas distribuidas sobre el paño a los jugadores, no estaban mezcladas, o parte de éstas estaban marcadas en el momento de ser entregadas al juego, con lo cual bajo una señal del supervisor de mesa, los integrantes de la banda delictiva apostaban conociendo el órden de aparición de los naipes.

De esta manera, los miembros de la conspiración repetidamente ganaron miles de dólares durante los juegos de cartas, incluyendo una ocasión en que se hicieron de varios cientos de miles de dólares, según consta en los documentos de la investigación llevada a cabo por el FBI en los últimos años.

Asimismo, documentos de la Corte muestran que también los miembros de la organización utilizaban sofisticados mecanismos para el seguimiento del órden de las cartas durante las partidas, incluidos los dispositivos transmisores ocultos y software especialmente diseñado, que permitían predecir el orden en el cual las cartas reaparecerían durante la partida de blackjack.

En su declaración de culpabilidad, presentada en enero de 2011, Van Thu Tran también admitió que ella y sus conspiradores obtuvieron ilegalmente hasta 7 millones de dólares haciendo trampa con los naipes.

La mujer fue sentenciada en San Diego a 36 meses de prisión por su papel en el ardid, de acuerdo a lo anunciado por el Secretario de Justicia Auxiliar Lanny A. Breuer de la División Criminal del Departamento de Justicia, y la Fiscal Laura E. Duffy del Distrito Sur de California. En Adición a la pena de prisión, el Juez distrital de California John A. Houston la condenó a tres años de libertad supervisada, y se le ordenó pagar 5.753.416 dólares a varios casinos. El tribunal ordenó la confiscación de varios activos, incluyendo joyas y cuentas bancarias.

La investigación de la Organización Tran llevó a la presentación de las tres acusaciones separadas en 2007, 2008 y 2009. Una acusación de tres cargos fue emitida en San Diego en mayo de 2007. Van Thu Tran y otras 13 personas fueron acusadas cada una con un cargo de conspiración por participar en asociación de delincuencia organizada; un cargo de conspiración por cometer varios delitos contra los Estados Unidos, incluyendo conspiración para robar dinero y otros bienes de los casinos tribales indígenas; y un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero. La acusación formal también acusó a otros cinco individuos por los mismos cargos.

Hasta la fecha, 42 individuos se declararon culpables de cargos relacionados con la conspiración para hacer trampa en los casinos. Los acusados admitieron que, con la ayuda de cómplices, realizaraon operaciones en aproximadamente 29 casinos en los Estados Unidos y Canadá durante el transcurso de la conspiración. En otros, los casinos afectados fueron el Monte Carlo Resort & Casino y el Palace Station Casino de Las Vegas; Harrah's Casino de Lake Charles; Foxwoods Resort Casino y Mohegan Sun Casino de Connecticut; el Trump 29 Casino, Agua Caliente Casino, Viejas Casino y Cache Creek Indian Bingo and Casino, todos de California.

Otros dos acusados, Ha Giang Thuy y Tammie Huynh, se declararon culpables de los delitos fiscales derivados de la investigación. Asimismo, en diciembre de 2010, el acusado Mike Waseleski, un dealer de cartas del casino, fue encontrado culpable por un jurado federal en San Diego, por su rol en el esquema de trampa de la Organización Tran, para robar aproximadamente 1.5 millones de dólares del Resorts East Chicago Casino.

El caso sigue siendo investigado por la división del FBI de San Diego, California; la división criminal del servicio impositivo federal (IRS); el departamento del Sheriff de San Diego; y el departamento de justicia de la Comisión de Control Del Juego de California. Asimismo diversos organismos federales colaboran con la investigación, dado que el proceder delictivo de la organización de estafadores se movió por gran parte del territorio estadounidense.

El hecho está siendo procesado en San Diego por la División del Crimen Organizado y por los abogados de la Sala Penal, Joseph K. Wheatley y Robert S. Tully.


 

 


 
Banner
Banner
Banner