Maxi Operativo Antimafia En Italia

La Dirección de Investigación Antimafia Italiana (DIA), realizó hoy una mega operación de control en los cuatro casinos de la península para verificar la eventual infiltración de organizaciones mafiosas y acciones de lavado de dinero procedente de actividades ilícitas.

Los controles son realizados por parte del personal de la DIA de las ciudades de Turín, Milán, Genova y Padua. Los casinos de Venecia, Sanremo, Campione y Saint Vincent vieron hoy llegar a sus instalaciones al personal de esa autoridad gubernamental, que comenzaron de inmediato a adquirir todo tipo de documentación útil, tendiente a corrobar la existencia de acciones de lavado de dinero, y de la posible injerencia de clanes mafiosos.

La atención de los investigadores está centrada sobre el casino de Sanremo, indicada como una de las causas de infiltración de clan mafioso calabrés de la 'Ndrangheta, en al provincia de Imperia, fronteriza con el estado francés.

La DIA está recolectando docenas de archivos y documentos para rastrear la presencia de numerosos delincuentes vinculados a la mafia y las bandas de la Camorra, pero sobre todo, miembros de la Ndrangheta, que en los últimos meses asiduamente asistieron a la sala del casino de Sanremo, tal vez pasar de un casino a otro. "Por eso - dijo el director nacional de la DIA, Arturo De Felice-, era importante activar al mismo tiempo los controles en todo el norte de Italia. No podía correr el riesgo de fallar en esta importante operación".

La operación de hoy fue precedida por meses de intensa actividad. "Fuimos con seguridad -agregó De Felice-, porque sabíamos a quiénes y qué cosa buscar".

De los individuos mafiosos controlados, la DIA está focalizada en saber cuántas veces entraron en el casino, cuándo, con quién estuvieron acompañados, cuales cuentas de depósito de dinero tenían, la cantidad de dinero apostado, o simplemente cambiado. Los investigadores dijeron que estos datos permitirán conocer importantes noticias relacionadas con la lucha contra el lavado de dinero.

El Casino de Sanremo ya en el 2009 fue objeto de delicadas investigaciones. El informe final de la Comisión Parlamentaria Antimafia señala textualmente que, "además de determinar la responsabilidad de los dos croupier que sistemáticamente estaban robando grandes sumas de dinero, simulando un cambio de fichas por un importe muy superior al real, las investigaciones demostraron la existencia de complicidad en los órganos de control interno y de administración superior de la casa de juego. Se ha demostrado que, aunque los dos croupier habían violado todos los procedimientos, ninguno de los empleados que
supervisan la sala de control, ha planteado ninguna objeción, y de hecho las investigaciones han establecido la participación del director de juegos del casino, su asistente de dirección y del director administrativo".

El procurador de Sanremo, Roberto Cavallone dijo que el volumen de negocios que gira en torno a una sala de juegos "sigue siendo una buena oferta, lo que ha llevado al gran interés de la delincuencia organizada, incluso si el juego está permitido, el problema a menudo es que algunas personas quieren eliminar a otros competidores, y tener el monopolio exclusivo de la industria".

Otro tema importante relacionado con el Casino de Sanremo y el circuito de las salas de juego, es la comisión de los delitos de lavado de dinero y de usura, debido a la necesidad de hacer frente a las pérdidas de juego. Cavallone recordó que "alrededor del casino y las casas de juego giran todos esos 'tiburones' que se aprovechan de los momentos de dificultad de aquellos que no pueden resistir la llamada del juego".

Para limitar y evitar la proliferación de esos "tiburones" vinculados con el crimen organizado, en el casino de Sanremo se colocó una dependencia de autoridades provinciales, que evalúa aunque brevemente, la consistencia social y económica de los clientes del casino.

Por su parte, el administrador delegado del casino de Venecia, Vittorio Ravá djo que los investigadores en las dos sedes de su casino, se limitaron a controlar documentación relacionada con los clientes, como ingresos a la sala y cantidades apostadas.

Ravá aclaró que "El Casinó de Venecia dió como siempre su máxima disponibilidad y colaboración" y que "en relación a las actividades de nuestra casa de juego, no existe en este momento ningún control".

En el casino de Saint Vicent, en particular, la atención de los investigadores se centró en una lista de 10 nombres involucrados en la investigación sobre la 'Ndrangheta denominada Minotauro. De éstos, cuatro fueron encontrados entre los clientes del casino del Valle de Aosta, incluyendo los hermanos mafiosos Bruno e Giovanni Iaria, y Giovani.

Los funcionarios de la DIA están investigando principalmente el accionar de una lista de 60 nombres de mafiosos.

 


 

 

Fuente:www.ilsole24ore.com, www.veneziatoday.it y www.repubblica.it

 

 


 
Banner
Banner
Banner