Dos Casinos De Atlantic City Definen Su Futuro

Una juez federal de quiebras aprobó este lunes la venta y el cierre del famoso Atlantic Club Casino Hotel de Nueva Jersey; el establecimiento que en su momento iba a ser adquirido por PokerStars para poder ingresar en el recientemente inaugurado mercado del juego online en ese territorio. La crisis que viene afectando a la ciudad de Atlantic City en los últimos años, también alcanza al casino Revel, que necesita restructurarse en su proceso por bancarrota de este año.

La jueza Gloria Burns, aprobó el acuerdo alcanzado el viernes con dos firmas de juego rivales, Caesars Entertainment Corp. y Tropicana Entertainment, que pagarán por el casino que abrió sus puertas por primera vez en 1980, 23.4 millones de dólares.

Tropicana se quedará con las máquinas tragamonedas y otros juegos pagando 8.4 millones de dólares, mientras que Caesars abonará 15 millones de dólares por el edificio que tiene un hotel de 800 habitaciones.

"El deudor ha presentado pruebas suficientes que ejerció su criterio empresarial", dijo la juez, aunque señaló que la venta produce mucho menos que lo que originariamente el Atlantic Club esperaba cuando quiso venderlo a otro comprador para mantener el negocio.

Ninguno tiene interés en seguir operando el negocio del juego de este establecimiento, en el cual ahora quedan solo 11 casinos en la ciudad.

La juez Burns, anuló una objeción de Sobe Holdings LLC, que trató de comprar tanto la propiedad y el equipo de juego, pero perdió en la subasta.

Los ingresos de los juegos de azar son un combustible necesario para Atlantic City que está bajo presión en los últimos años, por la mayor competencia de los estados vecinos. Aún así, el precio pagado por Caesars y Tropicana marca un nuevo mínimo precio para las propiedades de juego de la ciudad. El precio mínimo anterior para un casino fue de 31,5 millones de dólares para el Resorts Casino en 2010.

Un abogado del sindicato que representa a los empleados del casino dijo en la corte el lunes, que 750 personas perderán sus puestos de trabajo cuando el casino se cierre el próximo mes.

Originalmente inaugurado en 1980 por Steve Wynn como el Golden Nugget Hotel & Casino, el Atlantic Club pasó por muchas cambios de propiedad en los últimos años, incluyendo el Atlantic City Hilton y Bally's Grand.

Por su parte, el casino Revel está manteniendo firmes negociaciones con Hard Rock International, que está interesado en la compra de este establecimiento, que vive su proceso de restructuración tras la declaración de bancarrota.

Según informó The New York Post, Hard Rock International está buscando agregar a su cartera de ocho centros de juego, un casino en Atlantic City.

El Revel fue inaugurado solo 20 meses atrás, pero su situación es crítica por la falta de consistentes ingresos. En junio pasado ya se había filtrado la información acerca del interés de Hard Rock en la propiedad, luego de que en septiembre de 2012 la firma canceló su proyecto de 460 millones de dólares para construir un complejo en la ciudad, tras analizar las condiciones poco favorable de ese mercado de la Costa Este de los Estados Unidos.

Los inversores del Revel llevan perdidos más de 2 mil millones de dólares en la construcción y funcionamiento del establecimiento.

El casino cuenta con un hotel de 1.399 habitaciones, y en las próximas semanas podría ser cerrado para su reinauguración bajo la marca Hard Rock, según dijo una fuente cercana a las negociaciones.

La misma fuente dijo además que si bien Hard Rock es la empresa que más posibilidades tiene de cerrar el acuerdo, también existen otras empresas interesadas en el negocio.

Si Nueva Jersey convierte el hipódromo de Meadowlands en un racino (hipódromo con tragamonedas), será probable que requirirá al nuevo operador tener ya la licencia de explotación de un casino en el estado, un dato que puede haber sido el detonante para que Hard Rock pensara en invertir en Atlantic City.

En el último meses el Revel está observando algunos signos positivos en sus ingresos. En noviembre los ingresos llegaron a 14,5 millones de dólares, mientras que en el mismo mes del 2012 eran de U$S 6,2 millones.


 

 

Fuente:online.wsj.com y nypost.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner