"No Se Va Abrir Un Bingo Más" En La Provincia De Buenos Aires

Treinta entidades de bien público de las 55 que reciben el 1% de la recaudación de las máquinas tragamonedas instaladas en los 46 bingos habilitados en la provincia de Buenos Aires, serán dadas de baja por no cumplir con los requisitos mínimos establecidos por la ley para recibir ese beneficio. Así lo informó Matías Lanusse, titular del Instituto de Lotería y Casinos (IPLyC), quien salió al cruce de las denuncias realizadas anoche por el programa PPT sobre el desvío de los fondos del juego que percibían estas entidades. El funcionario dijo además que "no se va abrir un bingo más" ni a habilitar nuevas tragamonedas en ese terrritorio.

Lanusse, que asumió al frente del Instituto de Lotería y Casinos (IPLyC) el primer día del 2017 en reemplazo de Melitón López, aseguró que el organismo realizó una auditoría para determinar qué uso se le daba a los fondos que recibían las entidades de bien público y que unas 30 no pudieron presentar las rendiciones de cuentas exigidas o no reunieron la documentación necesaria para estar encuadradas en ese beneficio.

El funcionario dijo que en este momento hay "4 millones de pesos congelados" que nadie reclamó y que estaban destinados a entidades que "desaparecieron" después del pedido de rendición de cuentas. Las organizaciones que serán dadas de baja serán reemplazadas por otras nuevas dedicadas al tratamiento de las addicciones y que reúnen todos los requisitos incluidos dentro de la ley 13.063, de 2003, que estableció el destino de esos fondos para fines sociales a través de estas entidades.

En la entrevista realizada por el programa Lanata sin filtro, que se emite por radio Mitre, Lanusse aseguró que los fondos que provienen de las tragamonedas instaladas en los bingos bonaerenses son contralados a través de la sala Hyperion que es el "mejor sistema de control online de Latinoamérica". Ese sistema permite al estado provincial
recaudar el 34% sobre la utilidad neta, es decir, lo que se juega menos los premios.

Los 46 bingos que funcionan en 32 distritos de la provincia de Buenos Aires mueven, según informó Lanusse, 20.000 millones de pesos, unos 1.170 millones de dólares.

El funcionario aseguró que, al menos durante la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal, "no se va abrir ningún bingo más", ni a habilitar nuevas tragamonedas. También dio por terminadas las especulaciones sobre la apertura del Bingo de Puente La Noria. Dijo, terminante, "no lo vamos a abrir".

Sobre las agencias de Lotería, señaló que el organismo que dirige está haciendo una "reingeniería" de estos locales y que serán cerrados los que se encuentran en barrios humildes. Consideró que "el juego no es bueno. Pero una vez establecido, se debe controlar".

También se refirió a la actividad de los hipódromos. Precisó que Lotería subsidia a este sector con 500 millones de pesos porque la actividad no se sustenta con las apuestas ni con la cantidad de carreras que se corren. De cualquier modo, descartó la posibilidad de incluir tragamonedas en los circos hípicos que funcionan en la provincia tal cual se hizo con el Hipódromo de Palermo.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner