Exreguladores Abogan Por Un Protocolo Sanitario Unico

A través de una conferencia virtual, dos exreguladores de la industria del juego de la Región, Javier Balbuena y Luis Gama, dieron su opinión sobre la actualidad de las salas de juego y los protocolos sanitarios que deberían desarrollarse en sus respectivos países. Ambos exfuncionarios destacaron que debería implementarse un protocolo sanitario único y que es necesario darle al juego la importancia que tiene como aportador a las políticas sociales de ambos territorios, los dos con menos afectados por Covid 19.

En Uruguay se declaró la emergencia sanitaria, no así la cuarentena, sugiriendo el gobierno que la población se mantuviese en sus casas. Según explicó Luis Gama, exdirector de Loterías y Quinielas, "se prohibió la concurrencia a los cines, teatros, al fútbol, se cerraron los hoteles y dentro de esas cosas también se cerraron las salas de juego y desde esa fecha están cerradas". Recalcó que, "si bien los juegos lotéricos continuaron funcionando con cierta normalidad, hubo una notable disminución en los ingresos".

Gama advirtió que, si bien Uruguay ha podido controlar los contagios gracias a las medidas que se adoptaron rápidamente, en los últimos días se generó un brote de Covid en el departamento de Rivera, lindante con la ciudad brasileña de Santan do Livramento, en donde se registraron una treintena de casos. Incluso una funcionaria del gabinete de Lacalle Pou fue contagiada, lo que llevó al presidente uruguayo a permanecer en cuarentena.

Según información suministrada por el Centro de Ciencias e Ingeniería de la Universidad John Hopkins de Estados Unidos, Uruguay a la fecha registra 823 casos positivos, 683 recuperados y 22 muertes por la enfermedad.

Por su parte, Javier Balbuena, expresidente de la Comisión Nacional de juegos de Azar (Conajzar), dijo que en Paraguay a partir de la cuarentena obligatoria dictada el 11 de marzo, todas las salas de juego debieron cerrar sus puertas con drásticas consecuencias económicas que llevaron a los empresarios a tomar decisiones duras para paliar la crisis. "Hay que felicitar al sector empresarial porque a pesar de las consecuencias económicas terribles que ocasionó y que ellos sabían que iba a ocasionar el cierre total de sus locales, con la consabida suspensión de los contratos de trabajo o despidos inclusive en algunos casos, acataron totalmente porque se dio más importancia a la salud que al factor económico". Pero advirtió que tanto Uruguay como Paraguay están en una situación mucho mejor en comparación con otros países de la región y pueden avanzar lentamente hacia la redacción de un protocolo conjunto con las autoridades para fijar una fecha de apertura de locales.

Uno de los ejes centrales de la conferencia fueron los protocolos sanitarios que los locales de juegos deberán seguir cuando se reabra la actividad. Gama destacó que en Uruguay hay un protocolo para que sea utilizado en una eventual reapertura de las salas, el cual fue consensuado entre la entidad reguladora y los actores privado, y aprobado por el gobierno central.

El extitular de Cibelae destacó que la situación en su país está en muy bajo nivel de contagio y la idea del gobierno es ir abriendo por sector las actividades que cerraron. "El Estado a través de la Dirección General de Casinos y del Ministerio de Salud Pública, está afinando el protocolo para poder abrir las puertas a las salas", explicó y destacó que, a partir del distanciamiento social, la oferta de máquinas se tendrá que
reducir a la mitad. Afirmó además, que no hay una fecha prevista para la reapertura y que las autoridades están monitoreando la situación para ir abriendo las actividades por fases. Aseguró que, hay mucha gente que depende de la industria del juego y que en época de confinamiento el ocio es muy necesario para la salud de las persona, por lo que pronosticó que "en el corto plazo vamos a tener noticias de las salas de casino".

En el mismo sentido, Balbuena aseguró que una de las cuestiones más importantes es tener preparadas las condiciones sanitarias y las normas que van a regular a partir de que se dicte una fecha de apertura de las salas. "Lo que va a pasar aquí en Paraguay es que va a haber una presión hasta mediática para abrir las salas. Pero si no se tienen las normas o protocolos sanitarios aprobados entonces se generará un conflicto", explicó.

Según indicó, en Paraguay existe un puñado proyectos de protocolos que los empresarios enviaron al gobierno como una iniciativa individual, sin que haya acuerdos concretos ni tácitos con las autoridades. "Creo que en algún tiempo vamos a darnos cuenta de que el motivo porque no se haya aprobado un protocolo o no tengamos una fecha cierta de apertura, va a ser porque aún seguimos trabajando en compartimientos estancos, cada uno hace lo que puede o lo que quiere en el tiempo que quiere y puede", aseguró.

Ambos referentes coincidieron en que, además de significar una industria que crea puestos de trabajo y mueve la economía, el juego genera recursos para diversos organismos estatales que luego los vuelcan en la asistencia pública, salud o educación, por lo que es más que importante que se vuelva a reactivar en el corto plazo debido a las condiciones sociales que atraviesan los países a partir de la pandemia. Gama aseguró que "la fortaleza de las empresas de juego es el destino de los recursos que se generan. Los recursos en definitiva vuelven a la sociedad, vuelven a las personas, (...) socialmente es muy importante la generación de recursos a través de la industria y si esto se paraliza hay instituciones que van a dejar de recibir estos aportes y por lo tanto quedarán aislados. Es irreparable y va a llevar mucho tiempo reinstalar ese sistema".

Destacaron también, que las condiciones sanitarias de ambos países, con niveles de contagio de los más bajos de la región, invita a que las autoridades estudien la posibilidad a corto plazo de volver a abrir las salas de juego, pero teniendo en cuenta la realidad sanitaria y económica tanto de lugares geográficos como de empresas. Para finalizar, Luis Gama explicó que "hoy ya hay un comportamiento distinto en la gente de cuatro meses atrás. Tal vez haya que explorar y aprovechar ese comportamiento distinto de para generar otras cosas que también sean atractivas con el objetivo de obtener mayores recursos para los Estados y destinarlos a las obras con fines sociales".


 

 


 
Banner
Banner
Banner