Coljuegos: La Asociación Colombiana De Póker Incurrió En Un Delito Penal

Rodrigo Vélez Jara, presidente de Coljuegos, el ente encargado de regular los juegos de azar en Colombia, dio una entrevista exclusiva a El Diario del Juego, en la que, enfático, aseguró que la Asociación Colombiana de Póker incurrió en un delito penal cuando realizó, sin la correspondiente autorización, torneos en la ciudad de Cali. La regulación del juego online, el lavado de dinero y la competencia desleal de los operadores legales dentro del sector de casinos, fueron otros de los temas tratados.

Una fuerte controversia se generó en Colombia, luego de que el pasado 18 de julio, cuando se desarrollaba el torneo 'Colombian Póker Tour', CPT, disputado en el Hotel Four Points Sheraton de Cali, el evento fuera interrumpido por un operativo de Coljuegos. En esa oportunidad, ese organismo determinó que la competencia se efectuaba de manera ilegal al no contar con el permiso necesario para ese tipo de actividades. Vélez Jara explicó cuál es la posición de Coljuegos con respecto a este tema y también hizo referencia a los últimos avances en la regulación del juego online en ese país, al sistema de ortorgamiento de licencias para el Chance y a la ilegalidad, como uno de los principales problemas que enfrenta el sector de casinos en Colombia.

¿Cuál es el fundamento y el interés para que el póquer siga siendo considerado un juego de azar?

- El fundamento es la Ley vigente que reglamenta al sector de juegos de suerte y azar. La Ley 643 de 2001 define al póquer lucrativo como un juego de casino. De hecho, en el artículo 34 establece cuáles son los derechos de explotación que debe pagar al Estado, al igual que los demás juegos de casino. Es importante hacer esa diferencia entre el póquer como pasatiempo y el póquer lucrativo, que es cuando el apostador y el gestor u operador se lucran del juego.

En Colombia, la Constitución Política define que los recursos de los monopolios rentísticos del Estado, como es el caso de los juegos de suerte y azar, tienen como destino la financiación de un fin social prevalente. En el caso de los juegos de suerte y azar el fin de esa renta es generar recursos para la financiación de la salud pública, con el ánimo compensar posibles consecuencias del juego cuando éste resulte excesivo o compulsivo.

Aquellos operadores que realicen torneos de póquer con fines lucrativos deben estar autorizados por Coljuegos y deben pagar los Derechos de Explotación que le pertenecen a los servicios de salud pública de todos los colombianos.

¿Entonces la Asociación Colombiana de Póker debía pedir autorización para realizar los torneos en los hoteles de lujo?

- Por supuesto que sí. En Bogotá, debido a nuestra advertencia, el hotel donde planeaban alojar el evento lo canceló por no contar con autorización de Coljuegos.

De hecho, durante el primer día del torneo en Cali, Coljuegos realizó una acción de control en la cual les retiró 5 mesas de casino; y aun así reincidieron al día siguiente.

Por consiguiente, conocían la obligación que tenían de pagar los correspondientes Derechos de Explotación al Estado colombiano. Al decidir operar el torneo sin la autorización de Coljuegos sabían que estaban incurriendo en un delito penal que es fuertemente sancionado por la legislación del país.

 ¿Cómo marcha el proyecto de regulación del juego online? ¿Hay alguna legislación que sirva a Coljuegos como modelo a aplicar en esta materia en Colombia?

- Las apuestas sobre internet son uno de los nuevos juegos que esperamos introducir en el mercado colombiano. De los nuevos juegos los cuales trabaja Coljuegos actualmente, las apuestas online son probablemente las más complejas de reglamentar porque hay que asegurar muchos frentes; por ejemplo, transparencia del juego, medios de pago, la jurisdicción aplicable para la regulación, juego responsable, etc. Estamos estudiando las mejores prácticas internacionales.

¿Cuándo se alistarán los pliegos de condiciones para la licitación pública de las licencias para el juego online en Colombia?

Esperamos tener el pliego licitatorio antes de finalizar el año o inicios de 2014.

¿Se cumplieron las expectativas de prevención de lavado de dinero?

- La implementación de SIPLAFT para el sector de juegos de suerte y azar en Colombia sigue su curso y no tiene marcha atrás. Este es un tema que va más allá de la agenda de Coljuegos, es un asunto del Estado colombiano en su búsqueda por fortalecer su competitividad internacional. La implementación de SIPLAFT es un proceso en el que estamos haciendo un juicioso acompañamiento a los operadores autorizados para que incorporen dentro de su cultura de negocios la prevención de lavado de activos y de la financiación del terrorismo.

Coljuegos lleva casi 5 meses en esta labor y creo que el sector ya tiene claro que SIPLAFT los beneficia al crearles un mejor ambiente de negocios y, por supuesto, una mejor reputación.

¿Por qué es tan criticado el sistema de otorgamiento de licencias para la explotación del chance? ¿Qué va a hacer Coljuegos con las 38 "chanceras" que cuentan con licencias pero que no pasan las pruebas de cumplimientos de los indicadores que las evalúan?

- Las concesiones para la operación del Chance las hacen los gobiernos departamentales (regionales), generalmente a través de la lotería departamental o la respectiva secretaría. En ese sentido, son estas entidades quienes deben procurar por adjudicaciones transparentes y ajustadas a la ley. Adicionalmente, los organismos de control del Estado cuentan con los mecanismos para asegurar que en dichas adjudicaciones no se comprometa la legalidad de la contratación pública.

El Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar (CNJSA), en el cual participa Coljuegos, tiene la función de vigilar la operación de los juegos territoriales y observar que sus finanzas sean saludables, de manera que se garanticen los recursos que estas empresas deben producir para la salud pública. Igualmente, el CNJSA se ha propuesto llevar a los juegos territoriales a unos mejores estándares de operación, que incluyen también la aplicación de normas anti-lavado y la generación de mecanismos que garanticen la transparencia del juego de cara al consumidor de apuestas.

Respecto a la pre-calificación hecha por el CNJSA a los 38 concesionarios del Chance; se trata de una primera alerta para que se ajusten al cumplimiento de la reglamentación. Estos resultados fueron compartidos con los gobiernos departamentales, con el fin de que hagan las aclaraciones del caso y tomen los correctivos que correspondan. El principal mensaje es que el Gobierno Nacional no permitirá que se refundan los dineros pendientes de cancelación por parte de los operadores del Chance, pues ese dinero faltante impacta la atención de la salud de los colombianos.

Las loterías tradicionales consideran que el Baloto ha perjudicado el nivel de sus ingresos. ¿Qué hay de cierto en esto y se está haciendo algo para cambiar esta situación?

- El mercado de los juegos de suerte y azar en Colombia es un mercado en competencia; y como tal, es muy exigente para los actores que participan en él. El CNJSA ha detectado casos en los cuales hay falta de eficiencia en la operación de estas empresas, además de una necesidad de modernización para mantenerse vigentes en el mercado.

El CNJSA ya ha aprobado una propuesta de decreto que modificaría la reglamentación de las loterías para darles un mejor margen de competitividad. Por ejemplo, les permitirá acumular premios que es un atractivo muy importante a la hora de competir con otros juegos por la atracción de apostadores.

Según los empresarios del sector de casinos existe todavía un alto nivel de ilegalidad en Colombia lo que afecta a las inversiones. ¿Cuál es su opinión al respecto?

- La ilegalidad es uno de los principales problemas que enfrenta el sector en Colombia.

Por ello, Coljuegos se ha propuesto la erradicación del juego ilegal en el país y está adelantando una lucha frontal contra los operadores no autorizados. En apenas cuatro meses, Coljuegos ha retirado 1.469 máquinas tragamonedas ilegales en 92 establecimientos de juego ilegal. Esto equivale al 49% de lo conseguido en los pasados 7 años. Además, surtido el debido proceso sancionatorio, estamos destruyendo los elementos de juego decomisados en estos operativos, tal como lo ordena la ley. En lo corrido de agosto hemos destruido 212 que ya no volverán a operar en el mercado ilegal y ése es el destino que tendrán absolutamente todas las máquinas decomisadas.

El mensaje es claro, Coljuegos no va a permitir que los operadores ilegales continúen la competencia desleal contra los empresarios legales de esta industria.

Ahora bien, también hemos detectado elementos de juego ilegales en establecimientos de operadores autorizados. Eso es gravísimo porque la competencia desleal también viene de adentro de la industria. Este tipo de prácticas irregulares es tan duramente sancionada por la ley como aquella de los operadores sin autorización.


 

 


 
Banner
Banner
Banner