San Román: Los Operadores Están En Todo Su Derecho De Reclamar Ante La Justicia

El Ministerio de Economía y Finanzas del Perú ha puesto en vigencia un nuevo impuesto selectivo al consumo a la actividad de casinos y tragamonedas en el país. La iniciativa desató una ola de críticas y de promesas de actuaciones judiciales por parte de gremios y operadores, quienes califican al nuevo gravamen de inconstitucional y confiscatorio. Manuel San Román Benavente, director General de juegos de Casino y Tragamonedas del Perú (DGJCMT), explicó que el tema impositivo es una cuestión de la cartera de Economía y que si los afectados por el nuevo impuesto quieren iniciar acciones legales, están en su pleno derecho.

El gobierno de Perú emitió el pasado 13 de septiembre una nueva normativa para incorporar dentro del ámbito de aplicación del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a los juegos de casino y tragamonedas. Mediante Decreto Legislativo Nº 1419 se modificó la Ley del Impuesto General a las Ventas e Im

puesto Selectivo al Consumo, con el objetivo de coadyuvar a la coherencia y homogeneización de la tributación sectorial del juego. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señaló que se estableció que los casinos y tragamonedas estarán gravados con el ISC, aplicándose un sistema específico de soles por mesa de casino o soles por máquina tragamonedas.

Mientras que la DGJCMT tiene la competencia de regular, autorizar, fiscalizar y controlar la actividad de juegos, nada tiene que ver con relación al tema impositivo y tributario. "El tema tributario cae en el Ministerio de Economía y Finanzas, ellos de alguna manera han visto que hay que poner un impuesto selectivo a esa actividad y han coordinado con nosotros para ver dónde menos daño podían hacer", explica y añade que fue la mejor opción entre una batería de posibles medidas entre las que estaban cobrar una entrada para las personas que van a la sala o poner un impuesto ciego por todas las máquinas tragamonedas.

"Por ejemplo en un momento (al Ministerio de Finanzas) se les pasa poner el impuesto selectivo al coin in. Explicamos que no era posible porque allí hay dinero del operador, del cliente y del Estado; luego quisieron aplicarlo en el netwin (la ganancia neta) y tampoco era aplicable porque hay una sentencia del tribunal constitucional en el cual se ha puesto un tope sobre ese impuesto del 12 por ciento que pagan sobre las utilidades. Otra alternativa fue  ponerlo sobre el coin out, o sea de descontar a todos los premios con un monto. Al final lo que han buscado en una combinación de cantidad de máquinas versus rendimiento", explica San Román y señala que sobre la base de impuesto, la actividad se vería afectada en un 5 por ciento por la aplicación de esta nueva carga.

Los afectados están muy lejos de aceptar los tecnicismos del Ministerio de Finanzas peruano y dicen que la aplicación del impuesto es inconstitucional y sencillamente confiscatorio, por lo que van a actuar legalmente. El Director de la DGJCMT señala que los operadores están en todo su derecho de reclamar ante la justicia sobre un tema que les parece injusto y que este problema no va a afectar de ninguna manera la relación entre la Dirección y los gremios y operadores del juego. "Primero, tengo que acatar lo que dice el Ministerio de Economía y Finanzas porque el estado es uno solo y es muy poco lo que yo pueda hacer respecto de las acciones que puedan interponer los gremios o los operadores. Al final va a ser el Poder Judicial quien va a dirimir y va a ver si hay un problema de inconstitucionalidad
o hay un tema en donde el impuesto ya es confiscatorio", dice.

A pesar de que, en cualquier país del mundo en donde se ponga en vigencia un nuevo impuesto, esto va a significar que la actividad a la que se grava sienta el efecto consecuente, San Román explica que los operadores no deberían accionar con la "cabeza caliente", sino que primero tendrían que hacer una evaluación de cuánto se podrían ver afectados. "Están saliendo una serie de personajes, de pitonisos, que están diciendo que las cifras que se van a recaudar son astronómicas, los informes del Ministerio de Economía y Finanzas no están por ese nivel. Yo creo que de todas maneras esto afecta, seríamos ciegos en decir que si gravas con un impuesto no se va a afectar la actividad. Yo entiendo que esto les va a obligar a hacer reingeniería en sus salas" explica. Esta reingeniería puede generar una serie de tomas de decisiones que podrían llegar incluso al cese de actividades de algunas salas en donde las utilidades ya de por sí son bajas, mientras que habrá otras empresas que podrán absorber la nueva alícuota sin que eso les genere demasiados inconvenientes.

Más allá de las explicaciones que las entidades del gobierno del Perú puedan dar al respecto, los operadores insisten en que esta nueva norma impositiva se basa en apreciaciones falsas y cifras que están muy lejos de la realidad. Para San Román, los operadores y las personas vinculadas a la industria hablan con conocimiento de causa, por lo que a él en lo personal no es algo que le preocupe. Por otro lado, indica, existen una serie de personalidades que están opinando sobre el tema y que no conocen cómo se mueve esta actividad. "Me preocupa que una persona salga a decir que, con respecto al IGV, al impuesto general a las ventas, lo que es el IVA, el Estado pierde 230 millones. Esta actividad no puede tener el impuesto del IGV o IVA porque es anti técnico y prácticamente inaplicable", indica y añade que cuando existe un impuesto dirigido, como el aplicado a la industria del juego del 12 por ciento, "está reemplazando al IGV porque es un impuesto sobre las utilidades y estas empresas, además de pagar un impuesto dirigido, pagan un impuesto a las rentas como cualquier otra".

Para el Director de la DGJCMT, la industria se nutre de una actividad que está estigmatizada por algunos sectores de la sociedad, los cuales tienen las palmas a la orden para aplaudir cualquier gravamen que pueda afectarla y festejar si en el camino alguna debe cerrar sus puertas. "Estas personas salen con unos porcentajes de crecimiento de la ludopatía que no es real, de un 33 por ciento anual. No hay ningún informe ni nada que señale cuáles son las influencias de la ludopatía en esta actividad. Los porcentajes que hay engloban todas las actividades de juegos de azar, temas de redes sociales y de televisión. Entonces englobar que todo lo que es ludopatía se le atribuye a casinos y tragamonedas, creo que es un exceso".


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner